¡Hola, chicuela!

Soy Sara, y estoy aquí para guiarte en tu emprendimiento. Pero antes seguro que quieres conocerme y saber por qué es tan importante para mí apoyarte en tu desarrollo profesional.

Verás, resumiéndolo muy mucho te diría que es porque te comprendo, porque he estado en tu lugar y sé que no mola ni un pelo.

Ahora que estoy al otro lado siento que necesito compartir todo lo que he aprendido y ahorrarte tiempo, dinero y, sobre todo, comederos de cabeza.

Esa es mi misión y lo que me hace saltar de cama cada mañana.

Tú también quieres construir un trabajo a tu medida, vivir de tus letras y sentirte realizada, por eso estás aquí.

Pues, venga, hazle caso a esa vocecilla interior que te anima a pasar a la acción y apúntate a la newsletter de las emprendedoras de letras. Me tendrás al otro lado del correo siempre que quieras, con contenido gratuito exclusivo para suscriptoras (y descuentos jugosos only for you).

Y ahora sí, cotilleemos un poco. Ahí van unas cuantas confidencias personales para que me conozcas mejor.

Me pirran los desayunos slow. Prepararme algo rico y sanote por las mañanas me ayuda a empezar el día a tope de powerrr. Es un lujazo poder disfrutar de ese ratito de paz conmigo misma.

k

En el instituto no entendían por qué quería ir por letras si se me daban bien las mates. Menudo desperdicio de cerebro, decían. Para «inteligentes» ya estáis vosotros, pensaba yo.

x

Tengo ansiedad social y he pasado épocas bastante reguleras. Ahora me siento mucho más fuerte, aunque de vez en cuando aún me tiemblan las piernillas y me pongo colorada… Sí, de ahí mi apellido, ¡pero sssh!

Soy socia de una cooperativa vegetariana y, en general, intento que mi consumo sea lo más sostenible posible. Es difícil hacerlo todo bien (o quizás imposible), pero creo que nuestro planeta agradece cada miguita.

Como buena millennial, soy superfan de Harry Potter. De hecho, soy una Ravenclaw de pies a cabeza… aunque nunca haya recibido mi carta de Hogwarts.

w

Desde peque siempre he sido la confesora oficial de todo quisqui. No sé exactamente por qué me pasa esto (¿tendrá algo mi cara?), pero disfruto siendo ese lugar seguro para los demás.

¡ahora te toca a ti,
chicuela!

Aquí abajo puedes contarme tu historia, hablarme de tu proyecto… o chivarme a qué casa de Hogwarts perteneces ;P