«Desarrollar una mentalidad fuerte es el primer paso hacia el éxito»

8 septiembre

Cómo superar los grandes miedos que conlleva emprender y disfrutar del camino

Uff, cuánto nos limitan los miedos. Hay negocios que directamente se vienen abajo por los frenos mentales de las personas que están detrás. Es duro, lo sé, pero es la realidad. Tener una mentalidad fuerte y unas creencias empoderadoras te permitirá alcanzar tus objetivos mucho antes y, sobre todo, estar preparada para lidiar con los obstáculos que vayan surgiendo.
¿Cuáles son los miedos más comunes a la hora de emprender? ¿Qué puedes hacer para que no te frenen y disfrutar de tu proyecto? Sigue leyendo y te cuento, monada.

Miedo a no conseguir clientes

Sin duda alguna, este es el rey de los miedos durante las primeras fases de todo emprendimiento. Si empiezas de cero, verás que pasan las semanas y los clientes no llegan. Es muy normal agobiarse y comenzar a tener dudas. ¿Será que no interesa a nadie mi oferta? ¿O es que ya hay demasiada gente haciendo lo mismo que yo? Lo más probable es que no suceda nada de esto, sino que tu frustración se deba a que tus expectativas no son coherentes con la realidad.

Dejando a un lado la posibilidad de que tu negocio necesite una puesta a punto para que todo comience a rodar, lo más importante al principio es que seas consciente de que el trabajo por cuenta propia tiene otro ritmo. Cuando trabajas como empleada los resultados económicos llegan casi al momento, pero como autónoma la cosa cambia. No empiezas a trabajar y a las tres semanas te salen clientes de debajo de las piedras. Así, sin conocerte ni ná, pero encantados de darte su dinerito, oye.

La realidad es bien distinta. Hace falta sembrar para recoger. De hecho, hace falta sembrar mucho para empezar a recoger algún que otro tomate. Emprender es como opositar, es una carrera de fondo. Por eso te recomiendo que, si te estás planteando emprender, lo hagas en paralelo. No dejes tu trabajo actual si no te puedes permitir un añito o así sin ingresos. Teniendo tus necesidades económicas cubiertas minimizarás ese miedo a no conseguir clientes y, en consecuencia, no tomarás decisiones basadas en las prisas… que (¡spoiler alert!) no suelen ser las mejores.

Intenta reducir tu jornada laboral o encontrar otro trabajo que te consuma menos tiempo y/o energías. Si no puedes hacer nada de esto, ármate de paciencia y elabora un plan a largo plazo. Pero un plan bien definidito, ya sabes, con objetivos concretos, fechas fijas y acciones claras que puedas ir implementando. Todo irá más despacio, sí, pero igualmente irás avanzando y acercándote poco a poco a tu meta.

Miedo a perder la ilusión

De esto no se suele hablar mucho. Parece que si emprendemos todo tiene que ser alegría y castañuelas, tenemos que estar enamoradísimas de nuestro negocio y no dudar ni un segundo de ese amor. A ver, si es que sucede lo mismo con las relaciones, ¿quién no tiene momentos de duda?, ¿en qué relación no hay altibajos? Es natural y debería normalizarse. Tanto en el amor como en los negocios ?.

Si tu proyecto ha nacido sobre una base sólida y tienes claras tus motivaciones más profundas, no tienes de qué preocuparte. Un bajón de ilusión puede tener múltiples causas. Lo que te aconsejo es que, si llega (que tarde o temprano suele llegar), no te sientas culpable ni te asustes. Tómatelo como una oportunidad para hacerle un chequeo bien completito a tu proyecto y comprobar si sigue alineado con tus valores y tus prioridades actuales. Permítete cambiar si así lo necesitas. No temas incluir tus nuevos intereses ni soltar aquello que ahora te sobra. La vida es cambio y, por suerte, emprender te permite adaptar tu trabajo a la persona que eres en cada etapa de tu vida.

Miedo a exponerte

La visibilidad, eso que tanto deseamos como emprendedoras online, a muchas nos aterroriza. Para conseguir la confianza de tus potenciales clientes tienes que exponerte, estar presente en las redes sociales, ir a eventos, hacer contactos… que tu nombre empiece a sonar y te vayas posicionando en el mercado. Si, como a mí, te cuesta toda esta parte social, emprender puede resultarte agotador. Con lo cómoda que estarías en tu cueva, sin mostrar tu cara, por ejemplo, o sin grabar un solo vídeo… ¡sin exponerte a las críticas!

Pero, claro, necesitas que tus clientes sepan que existes, que te conozcan y quieran contratarte. Necesitas ser visible pero no quieres serlo. Menuda faena, chica.

¿Y cómo podemos solucionar esta desavenencia? Pues rascando y encontrando el problema de fondo:

¿Por qué te da miedo exponerte? ¿Por qué no quieres mostrar tu cara o, incluso, decir tu nombre?

La mayoría de las veces es por inseguridades que arrastramos desde pequeñas y que enseñan sus dientes ahora, al emprender: miedo a no gustar, infravaloración de nuestra capacidad para manejar las críticas, síndrome del impostor, miedo al éxito, etc. Un montón de lindezas relacionadas con la baja autoestima y la tendencia al perfeccionismo que nos frenan enormemente.

No hay una solución mágica para esto, pero por propia experiencia te digo que no ganarás nada escondiéndote. Es más, perderás la oportunidad de iniciar un proceso maravilloso de autoconocimiento y desarrollo personal. Y eso es aún más importante que las ventas, monada.

Atrévete a salir de la zona de confort y da pequeños pasitos cada semana. Agéndalos como si se tratara de cualquier otra tarea y hazlos sin pensar. Al principio te costará más, pero poco a poco te irás llenando de orgullo y satisfacción (exacto, como Juanca I) al ver que puedes con ello. Céntrate en esos sentimientos y todo empezará a fluir. ¡Prometido!

Espero que estos consejillos te ayuden. Tener un buen mindset no se logra de la noche a la mañana, es algo que hay que trabajar día a día. Y, mira tú por dónde, para eso mismo te he preparado un cuaderno de trabajo muy especial. Es gratis, así que lo tienes bien fácil para empezar hoy mismo a fortalecer tu mentalidad. Pincha en el botón si quieres saber más 😉

Y, como siempre, para cualquier dudilla ya sabes que me tienes al otro lado del correo.

Besotes,

Sara.

¡Ahora es tu turno!

4 Comments

  1. BestHans

    I see you don’t monetize saracolorada.com, don’t
    waste your traffic, you can earn extra cash every month with new monetization method.
    This is the best adsense alternative for any type of website
    (they approve all sites), for more info simply search in gooogle: murgrabia’s
    tools

    Reply
  2. LindseyBig

    Hello. I have checked your saracolorada.com and i see you’ve got some duplicate
    content so probably it is the reason that you don’t rank hi in google.
    But you can fix this issue fast. There is a
    tool that rewrites articles like human, just search in google: miftolo’s tools

    Reply
  3. Cassie

    Boys, I gotta boast. I found a woman online who got naked
    for me. Just check my link.

    Reply
  4. xvideos

    saracolorada.com is interesting. Don’t hesitate to check some hot
    xxx vids i attached

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate a mi newsletter para emprendedoras de letras y llévate gratis mi Guía de profesiones de lengua y comunicación.