«Emprender es como opositar, lleva su tiempo recoger los frutos»

1 septiembre

7 pasos básicos para emprender online

Lanzarte a emprender da miedillo, lo sé. Tienes un mar de dudas en la cabeza y no sabes ni por dónde empezar. Muchas personas sueñan con ser sus propias jefas y no dan el paso precisamente por esta falta de claridad, por no saber qué acciones ejecutar. No quiero que este sea tu caso. Hoy te voy a explicar la hoja de ruta básica para emprender online. Lo mejor de esta hoja de ruta es que, tengas el tiempo que tengas, podrás aplicarla a tu ritmo. Así, pasito a pasito te irás acercando a tu vida ideal. Venga, ¡a por ello, monada!  

1. Planifícate

El primer paso que tienes que dar es reservar un tiempo en tu agenda para pensar en tu proyecto. Yo solía hacerlo los sábados después de comer, pero puedes elegir el momento que mejor cuadre con tu rutina. Lo importante es que tengas un tiempo fijo, sea mucho o poco, para ir avanzando en tu emprendimiento. Si lo dejas al azar, siempre te surgirán otras ocupaciones. Priorízate.  

2. Encuentra tu profesión o idea de negocio

En realidad este no es un paso único, sino un objetivo bastante heavy que habría que trocear en varios pasos más pequeñitos. Por ahora quédate con los tres ingredientes básicos que vas a necesitar: tus pasiones, tus talentos y las soluciones que el mundo necesita. No te preocupes si no los tienes claros todavía. Trabajaremos sobre ellos más adelante.  

3. Define tu cliente ideal

Este punto es FUN-DA-MEN-TAL. Dirigirte a un público concreto en lugar de a todo el mundo te permitirá tener una comunicación que destaque, conectar con tus potenciales clientes y dejar de ser una más dentro del mercado. En serio, no tengas miedo a limitarte, ¡te aseguro que es una ventaja!  

4. Fórmate

Ya sabes a qué quieres dedicarte y con quién vas a trabajar, pero emprender implica aprender, siempre lo digo. Antes de tirarte a la piscina piensa muy bien qué aspectos básicos necesitas aprender. Por un lado estarán todos los conocimientos sobre cómo poner en marcha un negocio en el mundo online y, por otro, los conocimientos que puede que te falten sobre cómo desempeñar la profesión que has elegido. Yo te aconsejo que empieces por esto último. Así te sentirás mucho más segura cuando des el siguiente paso y empieces a hacerte un huequillo en la jungla de internet.  

5. Dale caña a las redes sociales

Crea un perfil profesional en la red social en la que te sientas más cómoda. Seguramente escucharás por ahí que al emprender hay que analizar muy bien en qué redes está tu público objetivo para elegir precisamente esas. A ver, eso en la teoría está muy bien, es lo más inteligente si te manejas bien en las redes sociales, pero si se te hace un mundo grabar vídeos, no empieces por YouTube, por ejemplo. Lo que quiero decir es que empieces a generar contenido cuanto antes y no dejes que los aspectos técnicos te frenen. Al principio lo más importante es arrancar y perder el miedillo. Poco a poco ya irás aprendiendo y podrás incluir en tu estrategia las redes que más te convengan.  

6. Abre una web o un blog

Hay opciones sencillotas y gratuitas si no quieres arriesgarte (como wordpress.com), aunque mi consejo es que inviertas un pelín en ti desde el principio (recuerda que si tú misma no crees en tu proyecto, nadie lo hará). Esto hará que te comprometas más y empieces ya de una forma más profesional. Con invertir un pelín me refiero a comprar un dominio y un hosting, que lo normal es que te cueste unos 70-80€ al año. No es un gran gasto, como ves, y empezarás ya con buen pie 😉  

7. Crea una lista de correo

Tener muchos seguidores en Instagram, por ejemplo, puede resultar engañoso. No es indicador de que haya muchas personas interesadas en tus servicios, igual solo les interesa ver tus fotos, les caes bien o quieren que les sigas de vuelta. Por eso (y por otros motivos que te contaré en detalle otro día) es tan importante que los lectores de tu blog tengan un modo más directo de relacionarse contigo, sin algoritmos de por medio. Para ello basta con crear un formulario para unirse a tu newsletter o lista de correo. Esto te permitirá enviarle información y promociones a la gente adecuada y hacerte tú una idea de cómo va creciendo tu negocio.   Hasta aquí, como ves, no te he hablado de vender nada. Porque al principio lo importante es sembrar y crear tu comunidad. Es algo que puedes compaginar perfectamente con tus estudios o tu trabajo actual. Dos o tres publicaciones semanales en redes sociales y dos o tres posts en tu blog al mes. Con eso vas que chutas, monada. Dependiendo de los servicios o infoproductos que quieras ofrecer, podrás incluirlos antes o después en tu web. No tengas prisa por obtener beneficios, recuerda que emprender es como opositar, lleva su tiempo recoger los frutos 😉

¡Ah! Y si se te hace bola alguno de estos pasos y tienes ganas de trabajar conmigo, échale un vistazo a mis Servicios o apúntate a la lista de espera de mi programa de mentoría Emprender Escribiendo, así te enterarás antes que nadie de cuándo abro agenda y podrás acceder a promociones especiales.

Y, como siempre, para cualquier dudilla ya sabes que me tienes al otro lado del correo.

Abrazos,

Sara.

¡Ahora es tu turno!

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate a mi newsletter para emprendedoras de letras y llévate gratis mi Guía de profesiones de lengua y comunicación.